La piel de nuestro cuerpo necesita cuidados especiales para mantenerse tersa y saludable ya que, con el paso del tiempo, se va dañando y debilitando. Por este motivo, existen varios tratamientos corporales destinados a mejorar su aspecto.

Eliminar la flacidez, reducir el volumen o suprimir la celulitis son algunos de los tratamientos corporales más demandados. A parte, existen otros métodos que se utilizan para tratar distintas patologías de la piel como la hiperpigmentación, el acné o la eliminación de cicatrices.

A continuación, vamos a analizar brevemente los tratamientos corporales más comunes y para qué se utiliza cada uno. Para someterse a una de estas técnicas se debe visitar a un especialista y seguir sus recomendaciones. Los profesionales saben qué técnica utilizar en cada caso acorde a las necesidades y características de cada paciente.

Tratamientos corporales

Presoterapia

Cuando existe un problema de celulitis, uno de los tratamientos más efectivos es la presoterapia. Esta técnica, que se realiza mediante un sistema de compresión controlada, mejora la oxigenación de la piel, y en consecuencia, su tono y firmeza. El aumento de oxígeno en sangre logra la regeneración celular, y el drenaje linfático, acelera el proceso de eliminación de toxinas de nuestro organismo. Con este tratamiento se reducen los efectos de la celulitis, y en los mejores casos, se consigue su eliminación completa.

La presoterapia no solo sirve para las personas que padecen celulitis, también se utiliza para tratar varices, retención de líquidos o reumatismo. Además, es una técnica a la que acuden muchas personas que están pensando en someterse a una liposucción pero finalmente prefieren optar por un método alternativo a la cirugía.

La técnica del drenaje linfático puede realizarse mediante una máquina, como en el caso de la presoterpia, o de forma manual. En el caso del drenaje linfático manual se efectúa mediante un masaje realizado con las manos para estimular la circulación. Esta técnica se desarrolla siguiendo la dirección de la circulación y variando la presión.

Mesoterapia

La mesoterapia es otro de los métodos alternativos a la medicina tradicional que se utiliza como tratamiento estético y tiene varios usos: reducir la celulitis, eliminar el acné, suprimir cicatrices o erradicar las estrías, entre otras muchas finalidades.

Esta técnica consiste en tratar las zonas del cuerpo afectadas con mini infiltraciones que contienen medicamentos, vitaminas, minerales y aminoácidos, entre otros componentes.

LPG

El método LPG se efectúa mediante un masaje con un rodillo motorizado. Este tratamiento actúa en la capa superficial, en la linfa y en la circulación, fomentando la producción de colágeno y reduciendo la flacidez de la piel. Una técnica a la que recurren los pacientes que quieren perder peso, disminuir volumen, reducir celulitis o controlar la retención de líquidos.

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia emite una corriente electromagnética que aumenta la temperatura de la piel. Este incremento de temperatura activa la producción de colágeno y mejora su elasticidad. Además, favorece el drenaje linfático natural del propio cuerpo eliminando líquidos y toxinas. Este método sirve para combatir la flacidez, eliminar la grasa localizada y reducir la celulitis.

Hábitos saludables

Con el paso de los años, el proceso de renovación de nuestra piel se va ralentizando. El estilo de vida y las rutinas de belleza también afectan y pueden acelerar el deterioro de la piel. Una de las soluciones es recurrir a uno de los tratamientos corporales de estética nombrados anteriormente. Pero también podemos cuidarla de forma natural, con dieta, ejercicio y evitando hábitos nada saludables.

La dieta

La dieta es uno de los principales factores que influyen en el aspecto de nuestra piel. Prestar atención a lo que comemos puede ayudarnos a tener una piel más saludable, ya sea para evitar el envejecimiento prematuro como para eliminar la grasa o el acné. La base para tener una piel saludable es hidratarla, y por este motivo, se recomienda beber dos litros de agua diarios y comer mucha fruta y verdura, ya que son alimentos que contienen una gran cantidad de agua. La hidratación, junto con disminuir el consumo de sal, nos ayudará a combatir la retención de líquidos y la acumulación de grasa.

Los alimentos más recomendados para el cuidado de la piel son aquellos que contienen altos niveles de vitaminas y ácidos, como por ejemplo el brócoli, las avellanas o la zanahoria. Este último aporta antioxidantes y protege nuestra piel de los rayos ultravioletas. Uno de los productos a evitar en nuestra dieta si queremos tener una piel saludable es el consumo excesivo de alcohol.

Ejercicio

Si queremos tener una piel firme y sin grasa, la práctica de ejercicio es imprescindible. Es la solución más eficaz para combatir la flacidez, reducir grasa corporal y bajar de peso. Los tratamientos corporales y una dieta sana no sirven de mucho sin ejercicio.

La contaminación

El nivel de toxinas que se encuentran en el aire también afectan al aspecto de nuestra piel. A mayor contaminación en el ambiente, menor luminosidad tendrá nuestra piel.

El tabaco

Uno de los hábitos menos recomendables para tener una piel sana es fumar. Las toxinas del tabaco afectan negativamente a nuestra piel y aceleran su envejecimiento.

Estado de ánimo

Aunque muchas veces no se tenga en cuenta, nuestro estado de ánimo también es un factor que repercute al estado de nuestra piel. El estrés o la ansiedad no contribuyen a tener una piel sana.

La exposición solar

Aunque los rayos solares son beneficios para nuestra salud, pueden ser peligrosos si nos exponemos a ellos en exceso. Los rayos ultravioletas pueden dañar nuestra piel y provocar envejecimiento prematuro, manchas y quemaduras. Además, uno de los problemas más graves asociados con la exposición solar es la aparición del cáncer de piel.

 

 

Si quieres aprender más sobre tratamientos corporales de estética, descubre nuestros cursos especializados en este ámbito:

Curso de depilación láser

Máster en medicina estética

Curso de mesoterapia

Curso de estética y belleza

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies