Todos estaremos de acuerdo que una dieta sana y equilibrada es recomendable para todo el mundo, sin excepciones. Sin embargo, cuando hablamos de mujeres en estado, hay algunos nutrientes y vitaminas para embarazadas que deben tenerse en cuenta si se quiere llevar un embarazo saludable.

Los expertos en nutrición infantil señalan que la dieta de la madre influye directamente en la salud del bebé. Así que, si estas embarazada o estás pensado en tener un hijo, no te pierdas nuestro post de hoy. Te contaremos algunos detalles y consejos sobre alimentación que conviene que tengas en cuenta.

Si el tema te gusta y quieres profundizar en ello, te animamos a que te plantees estudiar nutrición y dietética con uno de nuestros cursos. Pero si lo que buscas es ser un profesional del sector y profundizar en las necesidades nutricionales de cada persona, en Instituto DYN disponemos de un curso de Coaching Nutricional con el que podrás ser un experto del asesoramiento nutricional.

Ahora sí, ¡vamos a ello!

Vitaminas para embarazadas

Es muy importante que si piensas ampliar la familia, tomes alguna precaución alimenticia antes y durante el embarazo. Una de estas prevenciones que puedes seguir con facilidad y que garantiza que tu bebé nazca sano y fuerte, es asegurar que tu dieta diaria de la madre sea sana y equilibrada. Es importante que sepáis que si la madre no ingiere los nutrientes suficientes y sufre de malnutrición, la salud del bebé puede verse perjudicada.

¿Has oído hablar de la programación nutricional? Estudios demuestran que una nutrición deficiente en el útero materno puede provocar que el metabolismo del bebé se vea alterado a largo plazo, especialmente en su edad adulta. Debemos curarnos en salud, y nunca mejor dicho. La mal nutrición de la madre puede hacer que, en su edad adulta, el niño padezca obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión o diabetes tipo 2. Así que te recomendamos que, sobre todo, consultes a un especialista para saber si necesitas un aporte nutricional añadido. Si es así, veamos algunas de los nutrientes y vitaminas para embarazadas que no deben faltar durante el período de gestación.

Ácido fólico

Durante el último mes de gestación y durante el primer trimestre de embarazo, el ácido fólico es una de las vitaminas para embarazadas que ayudan a prevenir cualquier tipo de malformación en su tubo neural. Esta parte del cuerpo es el sistema nervioso en su estado más embrionario, de modo que el ácido fólico ayuda a que el sistema nervioso del bebé empiece a formarse con normalidad.

El ácido fólico la encontramos en alimentos como la levadura, las semillas de girasol o los espárragos. Pero a decir verdad, la mayoría de los alimentos que consumimos contienen este compuesto químico.

DHA (Ácido docosahexaenoico)

Se trata de un ácido de la serie omega-3 que nuestro cuerpo produce de forma limitada. A pesar de ello, este tipo de ácido es muy importante, ya que ayuda a que el cerebro del bebé se desarrolle con normalidad. Por eso se recomienda tomar un aporte de DHA durante el tercer trimestre de embarazo. Es durante ese periodo de tiempo cuando el cerebro del bebé se forma a más velocidad y empieza a almacenar DHA para después del nacimiento.

Así que toma nota. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria aconseja que las mujeres embarazadas y lactantes tomen un aporte de DHA al día que contenga entre 100-200 mg. También se recomienda ingerir una o dos raciones de pescado a la semana, especialmente de pescado graso. Eso sí, se debe evitar comer pescados grandes ya que pueden contener trazas de mercurio.

Calcio

Es importante que las embarazadas no queden desprovistas de calcio. Los expertos recomiendan que para cubrir completamente las necesidades nutricionales se tomen tres raciones de productos lácteos al día, ya sea leche o derivados.

Vitamina D, hierro y yodo

No podemos olvidar la vitamina D, el hierro y el yodo cuando hablamos de vitaminas para mujeres embarazadas. De hecho, se recomienda que antes de quedarse en estado o durante los primeros días se consulte a un especialista para comprobar el estado nutricional de la madre. El médico decidirá si se debe tomar algún suplemento para corregir carencias nutricionales.

Recuerda…

Las futuras mamás vegetarianas o veganas deben asegurarse que durante los 9 meses que dura el embarazo obtienen los nutrientes necesarios para evitar cualquier indicio de malnutrición. Sobre todo, se deben cubrir aquellos nutrientes que solemos conseguir en alimentos de origen animal. Hablamos de las proteínas de ácido graso, hierro, zinc, calcio y vitaminas D y B12.

También debemos mencionar que la vitamina A debe consumirse de forma moderada. Aunque también es importante que no la descuidemos, debemos evitar su exceso ya que podría ser perjudicial para el bebé. Por este motivo, debemos evitar comer hígado y alimentos de este tipo.

Busca siempre el consejo de un especialista en nutrición materno-infantil. Una alimentación equilibrada no solo es bueno para ti sino también para tu bebé.

Tips para comer sano durante el embarazo

Además de las vitaminas para embarazadas más recomendadas, queremos dar algunos consejos para la dieta de las futuras mamás. Como ya hemos comentado, unos niveles bajos de nutrientes afectan directamente a la salud del bebé. Pero tranquila, si sigues estos consejos seguro que tu salud y la del bebé estarán al 100%.

  • Procura tomar gran cantidad de productos que contengan cereales, a poder ser integrales.
  • Los alimentos ricos en almidón también son muy saludables para ti y para el bebé.
  • Las frutas y verduras son la base de toda dieta sana, así que asegúrate de comer mínimo 5 raciones al día, ya sean lavadas o peladas.
  • Elige fuentes saludables de aceites, como aceite de oliva o de girasol, frutos secos y pescados grasos como el salmón, el atún fresco o la caballa.
  • Come, pero de manera moderada, carne magra, huevos, pescados y otros productos ricos en proteínas. Eso sí, evita consumir alimentos crudos.
  • Piensa en limitar la cantidad de sal y azúcar que le añades a las comidas.

¿Cuál es el equilibrio energético perfecto?

Para empezar, debemos olvidarnos de la idea de que las mujeres embarazadas tienen que “comer por dos”. La realidad es que de media, una mujer regularmente activa necesita 2.000 kcal al día. Durante el primer trimestre de gestación, las embarazadas deben ingerir solamente 70 kcal al día de más. En el segundo semestre sobre las 2.260 kcal y durante el último pueden llegar a las 2.500 kcal.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies