En la sociedad actual, a veces es difícil cuidar la alimentación. La intensidad de los ritmos cotidianos, la falta de tiempo e, incluso, la falta de educación alimentaria empeoran considerablemente  nuestra alimentación. En España, por ejemplo, se ingiere mucho más azúcar añadido que el que se especifica en las recomendaciones dietéticas. Por ello, en el post de hoy queremos darte algunos consejos sobre cómo bajar el azúcar en tu dieta. ¡Síguenos!

Y si quieres ir más allá, puedes estudiar Nutrición y Dietética Así, te convertirás en todo un experto/a en la materia nutricional. Y, si además buscas adquirir conocimientos para asegurar que los pacientes cumplan sus objetivos de salud, puedes ampliar tu formación con un Curso de Coach Nutricional

Cómo bajar el azúcar: algunas recomendaciones

Saber cómo bajar el azúcar de la dieta se ha convertido  en un reto apremiante en las sociedades más desarrolladas. La mejor actuación posible pasa por la reeducación alimentaria, el impulso de la cocina saludable como conocimiento en las escuelas y, sobre todo, por ignorar el bombardeo constante de anuncios publicitarios con alto contenido en azúcar.

Organismos como la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición  (AECOSAN) aseguran que la población española consume de media el doble de azúcar añadido del recomendado en una dieta saludable. Esto puede deberse al ritmo frenético de vida que llevan algunas personas. Un hábito que ha cambiado respecto otras épocas en lo que se refiere al cuidado de la alimentación.

Estos datos se traducen en un aumento del consumo de alimentos procesados que, entre otros ingredientes poco saludables, contienen gran cantidad de azúcares añadidos para hacerlos más apetecibles. Ten en cuenta que el consumo moderado de azúcar no solo es preciso en casos de diabetes, obesidad o sobrepeso. También hay que vigilar el exceso de azúcar que ingerimos en general. Y, además, es imprescindible mantener esta cautela en relación a los niños. Para ellos, el mercado alimentario desarrolla infinidad de productos con gran cantidad de azúcares añadidos. Por este motivo, se hace necesario incrementar una educación que fomente pautas saludables de alimentación.

A continuación te damos algunos tips para que sepas cómo bajar el azúcar en tu dieta y mejorar tu salud nutricional:

Limita o elimina la ingesta de alimentos procesados

Casi todos los alimentos que encontramos en el supermercado han sufrido un procesamiento en el que se han añadido grandes cantidades de azúcar. Ejemplo de ello es la bollería industrial, la carne procesada como las salsichas o algunos embutidos, las patatas fritas o los endulzantes artificiales.

Estudia las etiquetas de los alimentos procesados

Si llevas varios años comiendo galletas de una determinada marca, quizá hayas llegado a asumir tu gesto como algo normal e, incluso, saludable. Por ello, te recomendamos analizar las etiquetas, especialmente en lo que respecta a su contenido de azúcar. Te sorprenderás. Piensa que así, solo en tu primera comida del día, ya estás superando los 50 gramos que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Prescinde de refrescos y bebidas alcohólicas

¿Cómo bajar el azúcar? Elimina el consumo de alcohol y refrescos. Ambos tienen gran cantidad de azúcares y, además, no contienen nutrientes que puedan ayudarte a formar estructuras en el organismo. Son un claro ejemplo de bebidas con calorías vacías que únicamente aportan contenido calórico pero no estructural. De hecho, un solo vaso de refresco de cola contiene 30 gramos de azúcar añadido. Es decir, más de la mitad de la recomendación diaria.

Planifica las comidas con antelación

La gran tentación de los alimentos procesados viene de su facilidad y rapidez de elaboración. Y es que, generalmente, solo con calentarlos tendrás ante tus ojos un plato sabroso y elaborado. Por ello, para disminuir el azúcar es importante que lleves a cabo una buena planificación. Si tienes pensado lo que comerás cada día (o cada semana), no recurrirás a esa opción fácil, pero insana.

Infórmate sobre comida saludable

La reeducación y el cambio de hábitos son lentos y suponen un esfuerzo. En caso de que no te guste cocinar o no lo hayas hecho anteriormente, Internet es una fuente ingente de información. A través de este canal aprenderás a cocinar, sacarás ideas para tus recetas diarias y evitarás las comidas preparadas con gran cantidad de azúcar añadida. De esta forma, conseguirás un hábito saludable y verás que, cómo bajar el azúcar, no es tan complicado como pensabas.

Cambio progresivo

A pesar de que sigas los consejos anteriores sobre cómo bajar el azúcar, es probable que te resulte un esfuerzo demasiado grande el hecho de suprimirlo de forma tan drástica. En ocasiones es difícil cambiar ciertos hábitos y/o acostumbrar a nuestro paladar. Por ello, no es necesario que dejes de consumir azúcar de forma contundente. Lo más adecuado es ir sustituyéndolo poco a poco por miel, dátiles… Es decir, hay que ir eliminándolo progresivamente para que no nos resulte un cambio demasiado excesivo.

Enfermedades relacionadas: el caso de la diabetes

Está claro que el sobrepeso y la obesidad están relacionados con el consumo de azúcar. Pero el problema de cómo bajar el azúcar es acuciante para las personas que sufren de diabetes.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por altos niveles de glucosa en sangre. Es de fácil diagnóstico, pues se detecta con un sencillo análisis de sangre. Sin embargo, la causa de este nivel elevado de glucosa puede tener diferentes orígenes. Eso sí, en todos los casos es necesario tratarlo para que no produzca problemas mayores en ojos, riñones o nervios. En este perfil de paciente, la glucosa no es metabolizada correctamente y, para mantener los niveles adecuados de glucosa en sangre, es necesario restringir el consumo de esta sustancia.

Los diabéticos pueden ingerir una cantidad mínima de azúcar, aunque es recomendable que no abusen de frutas que contengan un alto contenido del mismo. Y, obviamente, también deben suprimir la ingesta de alimentos con azúcares libres que son los primeros en llegar a la sangre y generar un pico de esta sustancia. Por este motivo, se recomienda la toma de frutas con menos azúcar como los frutos rojos o los cítricos. Asimismo, se indicar limitar la ingesta de mango, uvas, etc.

En definitiva, el planteamiento de cómo bajar el azúcar (especialmente para los diabéticos) pasa fundamentalmente por la siguiente solución: utilizar alimentos naturales en la dieta y prescindir de alimentos precocinados y preparados.

Y, ¿cómo bajar el azúcar en el caso de que no seas diabético? llevando un control de los alimentos naturales sabrás si estás ingiriendo demasiados carbohidratos, proteínas o grasas y, así, mejorarás aún más tu salud. 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies