La anorexia nerviosa o anorexia, como se suele llamar comúnmente, está clasificada como uno de los Trastornos de Alimentación más peligrosos. Esto significa que la persona sufre un cambio en su forma de funcionar, tanto física como psicológicamente. Por este motivo es un problema de salud que se aborda desde diferentes áreas de la medicina. No solo deben tratarla los psiquiatras y psicólogos sino personal médico, nutricionistas, terapeutas ocupacionales y, en ocasiones, trabajadores sociales.

Los trastornos alimenticios deben ser tratados lo antes posible, por eso es importante conocer sus síntomas para diagnosticarlos tempranamente. Puedes aprender más sobre la nutrición y la dietética con nuestros cursos de elaboración de dietas. Pero si prefieres trabajar activamente la alimentación de una persona, prepárate profesionalmente con nuestra titulación Coach Nutricional Formación. Aprenderás a estudiar las necesidades nutricionales de la persona y sus características fisiológicas para ofrecerle el tipo de alimentación que más le conviene.

Si quieres conocer más acerca de la anorexia, sigue leyendo. Hoy damos respuesta a una serie de preguntas que te ayudarán a detectarla.

¿Qué es la anorexia?

La primera pregunta que debemos contestar adecuadamente es ¿qué es la anorexia? Como ya hemos comentado, la anorexia es uno de los trastornos alimenticios, junto con la bulimia y el trastorno alimentario compulsivo, que más se manifiestan. La anorexia se puede definir como una obsesión. Se trata de una fijación anormal sobre el peso corporal, acompañada de un temor irracional a subir de peso, pues la persona percibe su cuerpo de manera distorsionada.

Síntomas

Los síntomas que suele manifestar una persona que padece de anorexia nerviosa son los siguientes:

– Pérdida de peso corporal de manera drástica.

– Restricción de la comida y de aporte calórico.

– La persona piensa constantemente en su peso y está siempre preocupada por ello.

– Se obsesiona con su imagen.

– Tiene un temor irracional a engordar.

– Se percibe a sí mismo de forma distorsionada, su figura o su peso siempre le hacen sentir mal. Y aunque los demás le digan que se equivoca, él o ella no deja de verse mal y no cambian de opinión.

– Este malestar les causa un gran sufrimiento, por lo que les afecta a su vida y a su salud física y mental.

Grupo de personas propensas a sufrir anorexia

Efectivamente, se trata de un trastorno más frecuente entre mujeres jóvenes, siendo menos del 10 % en varones. Además, se manifiesta normalmente en la adolescencia, aunque hay casos en la infancia y en personas adultas. Lo normal es que no sean personas con obesidad, sino solamente sobrepeso y sin patologías de ningún tipo con anterioridad.

Síntomas te deben hacer sospechar

Es importante darse cuenta de que algo pasa. Si tienes hijos pequeños o adolescentes, podrás detectar sus cambios de comportamiento. Esto hará que puedas actuar más rápidamente evitando la progresión de la enfermedad. La detección es muy importante, pues la anorexia es un problema de salud potencialmente mortal.

Has de estar atento a los cambios en el tipo de alimentación, por ejemplo, si de repente se vuelven vegetarianos estrictos y no se dan motivos relevantes para serlo. La presión de su grupo de amistades es importante conocerla, a veces comienza siendo algo común en su grupo cercano.

¿A qué comportamientos debes prestar atención?

A continuación te detallamos una lista con los comportamientos y actitudes que indican si una persona es víctima de la anorexia:

– La persona deja de comer todas las comidas del día o evita algunas de ellas.

– Se centra en comer solamente comida “supuestamente saludable” y de forma radical.

– Ya no come con la familia, se esconde.

– Se aleja de las actividades que antes hacía.

– Está preocupado o preocupada todo el tiempo por su peso o por cómo perderlo.

– Se mira al espejo constantemente para ver si se ve más esbelto o para ver los cambios de peso.

– Toma suplementos, laxantes o hierbas que ayudan supuestamente a bajar de peso.

– Hace ejercicio en exceso.

– Se ve que tiene callos en los nudillos de provocarse el vómito.

– Pérdida de esmalte dental de tanto vomitar.

– Se levanta para ir al baño durante las comidas.

– En una comida come en exceso, de repente.

– Le da vergüenza o se enfada consigo mismo por su forma de comer o por su alimentación.

– Come a escondidas.

¿Qué causa la anorexia?

No se sabe con certeza qué causa los diferentes trastornos de alimentación. En realidad hay muchos factores que influyen al mismo tiempo.

Factores principales

En algunos casos pueden ser factores genéticos y biológicos que predisponen a sufrir trastornos de este tipo. Algunas personas pueden tener un funcionamiento inadecuado de ciertos neurotransmisores en el cerebro. La adrenalina, la serotonina, la dopamina y los péptidos pueden influir en todo el proceso.

En otros se trata de factores psicológicos y emocionales. Por ejemplo tener la autoestima baja, ser excesivamente perfeccionista o tener la necesidad de tenerlo todo bajo control. También las personas demasiado impulsivas o con problemas de relación en su familia o amistades son más vulnerables.

¿Qué consecuencias puede tener la anorexia?

Lo cierto es que las consecuencias dependerán de la gravedad de los síntomas y de si se repiten los episodios. Pero en la mayoría de los casos, tiene graves consecuencias para la salud y la vida de la persona.

Es importante tomar en serio este problema, porque la muerte puede suceder de forma repentina por problemas cardíacos o alteración de electrolitos. La persona enferma puede padecer diferentes fallos en el organismo. Puede tener anemia, problemas cardíacos graves, osteoporosis y pérdida de masa muscular, pérdida de la menstruación en el caso de las mujeres y bajada de testosterona en los varones, alteraciones gastrointestinales, problemas renales, desnutrición grave o daños cerebrales irreversibles.

A nivel psicológico sufren ansiedad y depresión, trastornos de personalidad, falta de control de los impulsos, consumo de alcohol y drogas y pueden llegar incluso a autolesionarse o suicidarse. 

Si quiere recuperarse, ¿cómo debe ser su dieta?

Principalmente, la persona que padece el trastorno debe recuperar todo lo perdido, para que otra vez el cuerpo funcione correctamente. Necesita volver a unos niveles saludables de electrolitos, proteínas, carbohidratos y grasas. Por ello, la dieta debe ser variada, respetando los gustos de la persona. De forma general deberá contener:

– Hidratos de carbono, entre 110 – 140 g por Kg y día.

– Ácidos grasos esenciales, entre 15 – 20 g por día y peso.

– Un gramo de proteína por Kg y día.

Es importante cocinar los alimentos de manera sana, sin frituras, e incluir proteínas de alto valor biológico como las de los frutos secos o el huevo. Y, sobre todo, la alimentación deberá ser controlada por un nutricionista y el equipo profesional médico.

Recomendaciones alimenticias

Si quieres ayudar a la persona que sufre de anorexia debes tener en cuenta los siguientes consejos:

– Tienes que respetar sus gustos, por ejemplo, si es vegetariana.

– Proponle tomar alimentos alternativos a los que le producen temor o aversión.

– Ante alimentos que les gusten, intenta ofrecerle los que más calorías tengan.

– Los platos deben tener buena presentación, apetitosos.

– La alimentación debe ser saludable: intenta que coma bien, no que engorde.

– El ritmo de aumento de las cantidades es progresivo, nunca es recomendable forzarle a que coma. Aunque esto cambia si está en riesgo su vida.

– Si la comida no es suficiente, deberás ayudarles con batidos complementarios.

En definitiva, la anorexia es un problema grave de salud. Debes tomar conciencia, prevenirla, detectar sus síntomas inciales y acudir a profesionales cuanto antes.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies