Hace tiempo que en las urbes nos hemos acostumbrado a tener a mano una gran diversidad de alimentos. Los supermercados y grandes almacenes han ayudado a que así sea. En cualquiera de ellos encontramos frutas exóticas y verduras fuera de temporada, que no consumiríamos si no se importaran o se cultivaran en invernaderos adaptados. Parece una ventaja, ¿verdad? Sin embargo, mantener este privilegio supone un importante impacto ambiental para el planeta. Y además, una dura competencia para los pequeños agricultores.

Hoy hablaremos sobre los alimentos de temporada y por qué es tan importante que nos adaptemos al calendario natural de las frutas y las verduras. ¡Descubre cuáles son los beneficios en nuestro post de hoy! Si no tienes un calendario fiable a mano con el cultivo de cada alimento, te recomendamos un recurso que no tiene desperdicio.

Sigue leyendo y pásate al consumo responsable. Aprende a elaborar tus dietas saludables para ti y para el medio ambiente con nuestros cursos de Nutrición y Dietética online.

¿Conoces algún calendario con los alimentos de temporada?

Las frutas y las verduras son el gran pilar de una dieta sana y equilibrada. Todos estaremos de acuerdo. Pero, ¿sabías que la mayoría de estos alimentos son importados o cultivados en invernaderos climatizados? Disponer de cualquier fruta y verdura los 365 días del año está muy bien, pero no es natural. Comporta un gran impacto para el medio ambiente, igual que el efecto invernadero. Sin hablar de los daños económicos que causan a los pequeños agricultores que no pueden competir con los precios de las grandes empresas.

Para evitar estos problemas, nuestros amigos de Soy de temporada han elaborado un calendario fiable sobre la temporada de recogida de los productos autóctonos. De esta manera, nos resultará muy fácil saber qué frutas y verduras podemos encontrar cada mes.

Ahora inauguramos el mes de octubre. ¿Sabes qué alimentos podemos comer este mes? A continuación te presentamos las frutas y verduras que podemos consumir de Km0, colaborando con la economía local y la sostenibilidad del medio ambiente. Y para que sea aun más útil para ti, te contaremos cuáles son sus propiedades y cómo puedes prepararlas, para que disfrutes de la comida sana, equilibrada y de proximidad. ¿Nos acompañas?

Acelgas

Muchas personas detestan las acelgas. Sin embargo, pueden ser muy gustosas y son un plato rico en fibra y vitaminas que favorecen la producción de glóbulos rojos y blancos. Estas propiedades fortalecen nuestras defensas, además de tener otros beneficios. ¿Cómo puedes comerlas? Prueba de saltearlas con patatas y jamón, apto para haters de las acelgas, ¡porque está riquísimo!

Boniato o batata

Octubre es el mes del boniato. Este tubérculo, que nos aporta antioxidantes que son beneficiosos para el envejecimiento de la piel, es muy recomendable para las personas que realizan algún tipo de régimen. El boniato no es especialmente calórico y nos deja saciados, de manera que nos sentimos alimentados y nos mantiene a raya con el apetito. Por otro lado, es fuente de energía al ser rico en vitamina B6.

La batata está inmejorable si la asamos o la hacemos al horno. Pero si quieres darte algún capricho, pruébala como si fueran patatas fritas. ¡Te chuparás los dedos!

Calabaza

Igual que el boniato, la calabaza es típica del mes de octubre. ¿Sabías que comerla evita la caída del cabello? Ahora que estamos en temporada, puedes aprovechar para prepararte una mascarilla fortificante. ¡Te ayudará a evitar perder densidad de cabello! Pero si lo que quieres es preparar un plato rico en antioxidantes, te sugerimos la crema de calabaza, es un plato igual de rico que fácil de preparar.

Brócoli

No podemos negar que el brócoli es 100% beneficioso para nuestra salud. Por muy mal gusto que tenga para algunos, sus beneficios son innumerables. Sus propiedades, concretamente los compuestos llamados glucosinolatus y sulforafanos, ayudan a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer. También es considerado antioxidante y antiinflamatorio natural, y además, es muy bueno para el corazón.

Un plato que suele gustar es un salteado de brócoli con taquitos de jamón. Aunque si quieres preparar algo más sano, puedes optar por un plato de pasta integral con salmón y brócoli.

Espinacas

La temporada de otoño e invierno es el mejor momento para consumir espinacas. Por lo tanto, debemos aprovechar estos meses para tomar una de las verduras que más beneficios aporta a nuestro cuerpo. Como solía decir Popeye, las espinacas son ricas en hierro. Una ración de esta hortaliza ya cubre el 30% del total de hierro que necesitamos consumir a diario, y más aún las mujeres en días de mensturación. Con esta misma ración, también adquirimos el 20% del magnesio diario necesario para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Además de aportarnos estos nutrientes, las espinacas contienen muchísimas vitaminas y son ricas en fibra, por lo tanto, son un gran estimulante intestinal. ¿Conocías todos sus beneficios?

Si hasta ahora no incluías las espinacas en tus menús diarios, te animamos a hacerlo. Te proponemos que las pruebes pasadas por la sartén, salteadas con pasas y piñones y con un toque de aceite de oliva, ¡conseguirás una cena rápida y deliciosa!

Kiwi

¿Sabías que el otoño es el tiempo del kiwi? Esta fruta tiene un alto valor nutritivo y es antioxidante, ya que concentra una gran cantidad de vitamina C. Este nutriente, junto con el ácido fólico que también contiene, ayuda a que nuestro sistema inmunitario funcione correctamente. Si estás buscando una fruta que te ayude a perder peso, el kiwi es una buena opción. Además de favorecer nuestro metabolismo energético, promueve el tránsito intestinal.

Puedes comértelo de una pieza o preparar un delicioso batido de kiwi, un tentempié perfecto para tomar en el trabajo a media mañana.

Remolacha

La remolacha también contiene propiedades muy beneficiosas para nuestro bienestar. Al estar compuesta por una gran cantidad de agua, ayuda a hidratar nuestro organismo. Además, esta hortaliza es una gran fuente de potasio y zinc, lo que la convierte en una de nuestras mejores aliadas para eliminar toxinas. Pero aún tiene muchos más beneficios. Sus altos niveles de fósforo son beneficiosos para el cerebro, aporta calcio a nuestros huesos y contiene vitamina A que beneficia a nuestro sistema inmunitario. No queremos dejar de mencionar que es un protector de estómago ideal para las personas que sufren digestiones pesadas.

¿Cómo comerla? Puedes probar el hummus de remolacha, muy fácil de preparar y muy sano. Si no te apasiona, introduce trocitos de remolacha en tus ensaladas.

 

Si quieres saber más sobre alimentos estacionales, consulta el calendario Soy de temporada. En él encontrarás todos los alimentos que puedes comprar de forma natural en el supermercado del barrio, comprometiéndote así con la salud del planeta y el comercio justo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies