La mesoterapia

Esta técnica consiste en la aplicación de microinyecciones que contienen productos homeopáticos, vitaminas, minerales y aminoácidos. Estos contribuyen a la mejora general de los tejidos corporales. En tratamientos del rostro, la mesoterapia facial se centra en la mejora de la calidad de la piel, aunque también se utiliza para tratar dolencias musculares, por ejemplo.

Tipos de mesoterapia facial

Utiliza el ácido hialurónico, diferentes vitaminas, aminoácidos, antioxidantes, oligoelementos y silicio orgánico, que permiten dar una estructura más sólida al colágeno. Se siguen las mismas pautas de la mesoterapia, pero aplicadas al rostro. Esta técnica facial permite combinar las propiedades hidratantes y nutritivas de sus ingredientes al mismo tiempo. A diferencia de las cremas, que pueden contener los mismos ingredientes y pueden proporcionar resultados parecidos, la mesoterapia facial se diferencia de los productos cosméticos porque absorbe el 100% del producto.

A continuación, explicamos los tipos más comunes de mesoterapia facial y los componentes que se utilizan en cada uno.

  • Mesoterapia facial reafirmante

Este tratamiento ayuda a mantener la firmeza de la piel para que no se pierda su estructura natural con el paso de los años. Su componente principal es el silicio, que ayuda en la síntesis del colágeno y la elastina, que se encuentran de manera natural en nuestra piel. De hecho, el silicio está presente en todas las células de nuestro cuerpo. Se trata de una sustancia fundamental para favorecer la firmeza y el crecimiento de la piel, el cabello, las uñas o los huesos.

  • Mesoterapia facial vitaminada

Las vitaminas ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel, independientemente de la edad con la que se inicie el tratamiento. Es decir, se pueden beneficiar de ello tanto aquellas personas que empiezan a presentar los primeros síntomas como aquellas que ya se encuentran en una edad más avanzada y con unos signos de edad mucho más marcados. Independientemente de cuál sea la situación de partida, ya desde la primera sesión se podrán apreciar buenos resultados.

  • Mesoterapia facial con ácido hialurónico

Este componente tiene una textura mucho menos densa y ayuda a retener el agua, por lo que sirve para mantener hidratada la piel. También favorece la producción natural de colágeno y elastina, por lo que da una gran luminosidad al rostro.

El tratamiento

Sobre la piel limpia, se aplica una crema anestésica que permitirá eliminar las posibles molestias del tratamiento, y cuando ésta ya haga efecto empezará la sesión de mesoterapia facial. A través de microinyecciones se administrarán las sustancias adecuadas según el tratamiento y la piel. Las sesiones suelen durar unos 15 minutos (además de los 30 que suele tardar en hacer efecto la crema anestésica). El número de sesiones puede variar dependiendo de varios factores, aunque normalmente suelen realizarse entre 3 y 5.

No se requiere hospitalización ni anestesia, por lo que la recuperación es mucho más rápida. Sin embargo, es recomendable tener en cuenta algunas consideraciones, como la de beber abundante agua durante el tratamiento para eliminar las toxinas, así como evitar las bebidas alcohólicas y la exposición al sol de la zona tratada.

Principales ventajas de la mesoterapia facial

  • Desencadena una reacción natural que provoca la reactivación de las funciones cutáneas.
  • Es un efectivo tratamiento antiedad.
  • La hidratación de la piel aumenta considerablemente.
  • Mejora las diferentes capas de tejidos y el aspecto general de la piel.
  • Disminuye y elimina las manchas del cutis.
  • Mantiene la estructura y firmeza de la piel.

Posibles efectos secundarios

Los efectos que pueden surgir al hacerse un tratamiento de mesoterapia facial suelen ser muy leves. Por ejemplo, podrían aparecer pequeños hematomas e hinchazones específicas en la zona tratada o irritarse la piel. Todas estas molestias se pueden solucionar con cremas o medicación, siempre consultando con nuestro especialista. Aunque no es tan común, también es posible que aparezcan problemas como alergias, enfermedades cutáneas, problemas de coagulación o circulatorios, etc.

Por otro lado, también se puede notar una ligera sensación de ardor en la zona afectada por el tratamiento. Normalmente este síntoma no se debería notar porque se aplica la crema anestésica antes de empezar la sesión de mesoterapia facial.

¿Dónde puede realizarse y cuál es el precio medio?

Como con cualquier tratamiento, ya sea médico o estético, siempre es recomendable acudir a la consulta de un especialista en mesoterapia para evitar sorpresas. Existen, por ejemplo, clínicas y consultas privadas que ofrecen este tipo de tratamientos.

Los precios pueden variar en función a la competencia local, el tipo de tratamientos, las instalaciones del centro o el tipo de mesoterapia. Por lo tanto, la mesoterapia facial es una alternativa muy recomendable antes de acudir a soluciones estéticas quirúrgicas. Es un tratamiento atractivo por su diferencia de precio y por su pronta recuperación.

Desde Instituto DYN recomienda asesorarse, pedir presupuestos y comparar todas las opciones para optar por la mejor. Hay que tomárselo en serio y tomar todas las precauciones necesarias antes de dar el gran paso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies