Curso de Dermatología

Fórmate en el cuidado integral de la piel con el Curso de Dermatología

Estudiar el Curso de Dermatología

Fórmate como profesional de estética con el curso de dermatología para tratar patologías de la piel.

Postgrado en Dermatología y Cosmética

Fórmate con el Postgrado en Dermatología y ejerce como esteticista profesional

A través del Postgrado en Dermatología y Cosmética podrás dedicarte profesionalmente al cuidado de la piel en función de sus necesidades específicas. Asimismo, podrás determinar qué cosméticos se requieren en cada caso, así como los tratamientos más óptimos para abordar diferentes patologías dermatológicas. Algunos de los conceptos que estudiarás son los siguientes:

  • Productos cosméticos
  • Anatomía de la piel
  • Patologías dermatológicas
  • Tratamientos corporales
  • Depilación
  • Salud bucodental
  • Tratamientos de limpieza facial
  • Cosmética capilar

Con el Curso Dermatología conocerás los tratamientos corporales y faciales más comunes para embellecer la piel.

Curso de Dermatología, ¿qué aprenderás?

La dermatología cosmética se ocupa de elegir los tratamientos apropiados para mejorar y cuidar el aspecto de cada piel. Como verás a lo largo del Curso de Dermatología, los productos cosméticos con fines dermatológicos no solo buscan embellecer. Además,  procuran nutrir y rejuvenecer cuerpo y rostro.

En esta titulación te especializarás en dermatología y cosmética. De manera que estudiarás los componentes de los cosméticos en el marco de las tendencias actuales. Igualmente, conocerás la estructura de la piel y sus funciones, así como las patologías dermatológicas más comunes. El acné, la psoriasis, las úlceras por presión, las callosidades, la rosácea, los quistes sebáceos o la piel seca son algunas de las imperfecciones más recurrentes.

En los cursos de dermatología también se profundiza en la aplicación de tratamientos corporales y faciales. Así, sabrás reducir, disimular o, incluso, eliminar estrías, flacidez, celulitis o dermatitis atópica. Asimismo, estarás capacitado para realizar limpiezas faciales a nivel profesional. Igualmente, dominarás las técnicas de tonificación, hidratación y nutrición enfocadas al cuidado del rostro.

Estudiar dermatología también te aportará conocimientos relacionados con el sudor y el olor corporal. Aprenderás los tipos de glándulas sudoríparas así como sus funciones. Además, conocerás los tratamientos asociados a patologías como la hiperhidrosis.

Por otra parte, identificarás qué cosméticos son los más apropiados para el afeitado, depilación y protección solar. La cosmética capilar y el cuidado de uñas, manos y pies son otras partes del temario de este Postgrado en Dermatología. Al finalizar el curso, serás un experto/a en tratar enfermedades de la piel y en reconocer los productos más eficaces para cuidar la dermis tanto por fuera como por dentro.

Si lo tuyo es el mundo de la estética, con esta titulación adquirirás las habilidades para dedicarte a lo que más te gusta.

Dermatología: cursos para especializarte en dermocosmética

La polución, el estrés y llevar un estilo de vida ajetreado hace que nos concienciemos más sobre la necesidad de cuidar nuestra piel. Por ello, la industria dermocosmética es una de las que más crece. Formarte con un curso de dermatología te preparará para desarrollar tu carrera en este nicho de mercado que combina la cosmética con la salud de la piel.

Según los especialistas, la dermocosmética es la rama de la farmacia que incluye los preparados de aplicación tópica sobre la piel. Los productos dermocosméticos se dirigen a la aplicación cutánea y se sitúan entre la belleza y la salud. A través de los cursos de dermatología, conocerás los cosméticos que se aplican a cada piel, pero todo desde una perspectiva saludable. Es decir, profundizarás en la aplicación de fórmulas dermocosméticas siguiendo los mismos estándares de calidad y eficacia que se aplican en la prescripción de los medicamentos.

Tipos de manchas en la piel: por qué se producen y cómo reducirlas

Conoce los diferentes tipos de manchas en la piel

La exposición solar es una de las principales causas de las manchas en la piel. Sin embargo, determinados factores genéticos o la edad, también juegan un papel determinante. Las manchas de hiperpigmentación son las más comunes. Entre las cuales, destacan las que se originan por el sol, las propias del envejecimiento, las pecas, los lunares y los melasmas.

Formarte con un curso de dermatología te permitirá estudiar las necesidades de la piel en profundidad. Asimismo, conocerás que tratamientos actuales son los más efectivos para combatir las manchas y otro tipo de imperfecciones cutáneas. El láser, el peeling químico, las cremas despigmentantes o remedios caseros como una mascarilla de patata, pueden ser técnicas eficaces.