Una de las preguntas más frecuentes en relación a este tema es cómo eliminar la celulitis. Hoy hablaremos sobre cómo combatirla siguiendo unos hábitos y un estilo de vida saludable.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es un trastorno metabólico en forma de nódulos de grasa que afecta al tejido subcutáneo y se refleja en la capa más superficial de la piel. Por su aspecto similar a la piel de naranja cuando aparece, la celulitis también es conocida con este nombre. No supone un riesgo para la salud sino que se considera un problema estético.

Este problema es muy frecuente entre el género femenino y no siempre está asociado al exceso de peso, también se observa en personas delgadas. Las zonas del cuerpo donde normalmente aparece este tipo de acumulación de grasa son los glúteos, las caderas, el vientre y los brazos.

Afecta a más del 90% de las mujeres en algún momento de su vida en mayor o menor medida, normalmente una vez superada la pubertad. Los factores más comunes que la desencadenan son la genética, el sedentarismo, las hormonas y deficiencias en la circulación. La mala alimentación, la retención de líquidos o determinados fármacos, como por ejemplo los anticonceptivos, también pueden provocar celulitis.

Cómo eliminar la celulitis

Eliminar la celulitis requiere mucho esfuerzo. Para empezar, debemos tener en cuenta todos los factores de la vida cotidiana que afectan a nuestro metabolismo y trabajarlos. Si trabajamos la parte de la actividad física, la alimentación y el cuidado de la piel tendremos la fórmula de cómo eliminar la celulitis.

Ejercicio

Hacer deporte es bueno para llevar una vida saludable, pero además es una de las reglas básicas para combatir la celulitis. Practicar ejercicio ayuda a quemar grasas, activar la circulación sanguínea y acelerar nuestro metabolismo. Si quieres reducir tu celulitis no basta con practicar deporte un par de semanas, para eliminarla necesitarás adoptar unas rutinas deportivas como parte de tu vida y practicarlas regularmente.

Los deportes más efectivos son los que incluyen actividades aeróbicas que ejercitan nuestra salud cardiovascular como el running, la natación o montar en bicicleta. Si no practicas ninguno de estos deportes, caminar rápido o bailar también pueden ayudarte a combatir la celulitis. Pasear a un buen ritmo 3 o 4 veces por semana durante 45 minutos te ayudará a quemar calorías y a disminuir la grasa acumulada.

A parte de practicar deporte frecuentemente, hay ejercicios específicos para luchar contra la celulitis asentada en glúteos, piernas y caderas. Las sentadillas y los saltos de rana son los ejercicios más efectivos para estas zonas en particular. En cuánto a la celulitis localizada en el vientre, lo mejor es hacer ejercicios de cura abdominal.

Alimentación

Practicar deporte no es suficiente para luchar contra la celulitis. Llevar una dieta sana y variada es fundamental para evitar la acumulación de grasa en las zonas más propensas. A continuación nombramos varias pautas alimenticias que nos ayudarán a combatir la piel de naranja:

  • Beber un vaso de agua tibio con limón en ayunas para desintoxicar el organismo y estimular el movimiento del intestino.

  • Beber entre 1,5 y 2 litros de agua a lo largo del día para eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos.

  • Limitar el consumo de sal ya que promueve la retención de líquidos.

  • Evitar el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas y productos ricos en azúcares.

  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en fibra para ayudar al cuerpo a absorber los minerales y nutrientes que mantienen la piel hidratada.

  • Comer frutas y verduras en abundancia. Estos alimentos alcalinos son antioxidantes y evitan la retención de líquidos.

  • Evitar las bebidas alcohólicas, ya que contienen calorías vacías que se convierten en grasa.

Cuidado de la piel

Si conseguimos llevar una dieta equilibrada y practicar deporte cardiovascular de forma frecuente, solo nos quedará la parte más fácil, cuidar nuestra piel con productos de cosmética o naturales.

Existen miles de productos anticelulíticos y ninguno de ellos obra milagros de un día para otro. Las cremas anticelulíticas deben ir acompañadas de ejercicio y dieta sana o no tendrán ningún efecto. Además, los resultados se obtienen si se utilizan los productos de forma correcta y durante un período de tiempo, no durante dos días. Lo mejor que podemos hacer es incluir el anticelulítico en nuestra rutina de belleza, por ejemplo aplicarlo después de la ducha, así no nos olvidaremos y se convertirá en un hábito.

Una de las partes más importantes de la aplicación de las cremas anticelulíticas son los masajes. Estos nos ayudan a mejorar la circulación sanguínea y a romper los depósitos de grasa. Antes de hacer el masaje, lo ideal es darse una ducha para que la piel esté limpia de impurezas.

Se recomienda hacer los masajes con las manos o con un rodillo eléctrico para trabajar bien la piel y ejercer un poco de presión, sin llegar al dolor. El masaje en piernas y glúteos debe ser de abajo a arriba para favorecer la circulación. Los movimientos deben ser circulares, largos y lentos. En el caso del vientre, el masaje debe ser circular en el sentido de las agujas del reloj.

Ahora ya sabemos cómo eliminar o disminuir la celulitis de forma natural. Si se siguen estas tres claves de forma regular, los resultados no tardarán en llegar. Si prefieres otros métodos, infórmate sobre la técnica de la mesoterapia.

¿Quieres aprender más sobre tratamientos corporales y medicina estética? Descubre nuestro Máster en Medicina Estética.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies