En el post de hoy repasamos cuáles es el tratamiento capilar más adecuado en función de cada tipo de cabello y de las necesidades de cada persona.

¿Quieres formarte en este ámbito de la estética? En Instituto DYN contamos con formación sobre lo más novedoso en tratamientos capilares que proporciona una visión más amplia y global sobre cualquier opción, además de trabajar sobre las causas reales de cada problema.

Estética capilar

Debido a la importancia que la sociedad le da a lucir un cabello perfecto, el tratamiento capilar están en auge.

En las últimas décadas se le ha prestado especial atención a la apariencia física. De acuerdo a la pirámide de Maslow, nuestra sociedad ha podido superar los niveles más básicos de supervivencia humana y está centrado en alcanzar los niveles superiores de la pirámide. Ya sea para conseguir un mayor nivel de pertenencia, por reconocimiento o tal vez por satisfacción personal, el vernos bien se ha convertido en un principio básico social.

En el cuidado de nuestro aspecto físico, el cabello tiene un papel importante. Las tendencias de corte, color, volumen y peinado han ido cambiando a lo largo de la historia, pero el cabello siempre ha sido un símbolo de belleza, sobretodo dentro de los cánones de belleza femeninos. Con el paso del tiempo, el cuidado capilar también se ha convertido en un punto clave de la estética masculina, y la preocupación por llevar un peinado tendencioso ha dejado de ser solo cosa de mujeres. Además, la principal inquietud del sector masculino relacionado con el cuidado del cabello es la de evitar la alopecia.

 

Tratamientos capilares más destacados

Tal vez la lucha contra la alopecia sea el tratamiento capilar más popular de los últimos tiempos, pero existen otros problemas menos conocidos que también se pueden tratar:

Anticaspa

La caspa no es más que los residuos epiteliales que desprende el cuero cabelludo. Al igual que en cualquier otra zona de la piel, cuando hay sequedad también se muestra un aspecto escamoso que se va desprendiendo poco a poco. Sin embargo, en la cabeza estas partículas se quedan atrapadas entre el pelo y dan un aspecto poco favorable e incluso de dejadez que seguramente no se corresponda con la realidad. Hay productos especiales que ayudan en la eliminación de estas partículas al mismo tiempo que proporcionan la adecuada hidratación del cuero cabelludo para que se reduzca su producción.

Picores

Muchas veces pueden venir ocasionados por la caspa, aunque también pueden ser consecuencia de un estado de alteración nerviosa. Existe algún que otro tratamiento capilar que combate el estrés a través de aromaterapia intentando paliar el estado nervioso que producen los picores.

Para dar forma al cabello

No importa cuál sea la forma natural del cabello, hay varios tratamientos estéticos que permiten cambiarla. Según el tipo de cabello y las preferencias del cliente, se pueden aplicar técnicas como la queratina, el alisado japonés o la taninoplastia, entre otros. Estas técnicas tienen resultados instantáneos y sus efectos suelen durar unos seis meses, dependiendo del que se elija. Además, estos tratamientos no dañan el cabello, al contrario, regeneran, hidratan y evitan el encrespado.

Nutritivos

El cabello quebradizo o sin brillo es el resultado visible de una mala o inadecuada nutrición capilar. Existen varios tratamientos reparadores que aportan los nutrientes necesarios para que el cabello vuelva a verse sano, pero no es necesario llegar a ese punto. Se puede recurrir a un tratamiento capilar de estas características como rutina de belleza para tener el pelo sano.

 

Tratamiento capilar casero para diferentes tipos de cabello

Además de combatir problemas como la caspa y de la necesidad de nutrir e hidratar el cabello, hay diferentes cuidados que se aplican según la propia naturaleza. Todos sabemos que un pelo graso requiere un tratamiento capilar distinto que un pelo seco, por ejemplo. Por ello, a continuación, vamos a repasar cuáles son los mejores remedios caseros para cada tipo de cabello. ¡Vamos allá!

Cabello graso

Para eliminar la suciedad del pelo graso, puedes mezclar el zumo de dos limones con agua y tres cucharadas de miel. Una vez tengas lista la mezcla, aplícala en la zona de la raíz, que es donde se acumula el exceso de sebo. Deja actuar durante unos 10-15 minutos y enjuaga el cabello con agua templada.

Otro remedio que puede funcionarte es mezclar dos cucharadas de bicarbonato con agua hasta conseguir una masa pastosa. Después solo será dejar actuar la crema durante unos minutos, lavar el pelo y ¡listo!

Te recomendamos repetir este truco de belleza casero unas 2 o 3 veces a la semana. Eso sí, recuerda lavarte el pelo con un champú sin parabenos ni siliconas e hidratar las puntas, (que sí suelen estar más secas), con un buen acondicionador.

Melena con volumen

Si tienes un cabello con mucho volumen y quieres rebajarlo, lo mejor es secarlo al aire y dejar de lado el secador. También te será útil el uso de serums, espumas y lacas para controlar el exceso de volumen.

Un tratamiento capilar que puede funcionarte es la keratina. Ésta aporta brillo, hidratación y reduce volumen con su efecto alisador.

Pelo fino

¿Te ocurre lo contrario? ¿tienes el cabello frágil y quebradizo?  Mezcla dos yemas de huevo, vinagre y dos cucharadas de aceite de almendras. Una vez tengas la mezcla, aplícala sobre el cabello mojado en forma de masaje. Deja actuar durante 30 minutos y aclara con agua tibia. Este truco lo puedes repetir un par de veces a la semana.

Cabello seco

Si tu pelo es seco, lo más importante es que mantengas una buena hidratación de raíces a puntas. Tus aliados caseros serán el aceite de oliva y el huevo. Prepara una mascarilla con estos ingredientes, deja actuar de 15 a 30 minutos, aclara y lávate el pelo con el champú que utilices habitualmente.

Si lo prefieres, también puedes seguir el mismo proceso, pero empleando miel, plátano y unas gotas de aceite de almendras.

 

Tratamientos para tratar y prevenir la alopecia

La alopecia, o más comúnmente conocida como calvicie, tiene varios factores que pueden desencadenarla o acelerarla. Por este motivo, antes de empezar un tratamiento, es necesario un estudio previo para determinarlos. Lo más habitual es la calvicie masculina, que suele ser hereditaria. Sin embargo, existen otras causas, como cambios hormonales, enfermedades, tratamientos agresivos e incluso situaciones de estrés, que pueden dar como resultado una pérdida progresiva o súbita del cabello.

Anticaída

Existen complejos vitamínicos, tratamientos fisioterapéuticos e incluso champús y demás productos farmacéuticos que ayudan a prevenir la caída del cabello. Siempre que esté el folículo abierto y no dañado, podrá reactivarse. Los tratamientos anticaída ayudan principalmente a propiciar que el folículo capilar vuelva a ejercer su función, antes de que se cierre permanentemente y haga la situación irreversible.

Repoblación capilar

Cuando el folículo ya está cerrado veremos un cuero cabelludo brillante. En estos casos no es posible reactivar la producción natural del cabello tan fácilmente. Para ello será necesario llevar a cabo una sencilla intervención quirúrgica popularmente conocida como “trasplante capilar”. Este tratamiento consiste en la inserción de cabellos en los antiguos folículos, consiguiendo así alojar un cabello vivo en un recipiente que se verá obligado a reactivarse mediante un tratamiento capilar y oral que complemente la inserción.

 

¿Qué tratamiento debería seguir?

Dependiendo del tratamiento, debemos acudir a un especialista u otro. Si buscamos tratamientos reparadores o moldeadores, debemos acudir a centros de belleza. De esta forma, nos ponemos en manos de un experto en peluquería y estética para que nos asesore. Si el problema es del cuero cabelludo o de alopecia, lo mejor es acudir a un especialista en dermatología.

 

Consejos prácticos para el cuidado diario del cabello

Además de aplicar el tratamiento capilar más idóneo para cada tipo de cabello, te dejamos unas cuantas recomendaciones para lucir una melena perfecta. ¡Toma nota!

  • Es aconsejable cepillarse el cabello antes de ir a dormir. Esta rutina nos permite eliminar las impurezas que se acumulan en el cuero cabelludo.
  • El cabello se debe cepillar antes de lavarlo. Así, eliminamos los enredos previniendo hacerlo cuando el cabello esté mojado que es más propenso a romperse. Esta rutina evitará que lo expongamos a riesgos innecesarios, aunque lo volvamos a desenredar una vez mojado.
  • Empezar el cepillado por las puntas e ir subiendo hasta la raíz.
  • El lavado del cabello se debe hacer con agua tibia, tirando a fría. Una temperatura fresca estimula la circulación sanguínea además de cerrar la cutícula del cabello; le dará una apariencia más uniforme y brillante.
  • Si nos encontramos con un cabello reseco y con las puntas abiertas, existe algún que otro tratamiento capilar que podemos probar antes de acudir a nuestra peluquería de confianza para cortar por lo sano. Comúnmente se usan acondicionadores, pero los mejores aliados de un cabello de estas características son los aceites.
  • Las mascarillas también ayudan a restaurar las puntas. Se deben aplicar más tiempo del que seguramente hacemos, concretamente entre 5 y 20 minutos, y también necesitan ser aclaradas.
  • Dejar de lado el secado artificial también será un punto a favor para la salud del cabello.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies