¿Has oído hablar de la rutina facial coreana? Se trata de una limpieza en 10 pasos que da como resultado una piel perfecta, como la que caracteriza a las coreanas. Si quieres saber cómo seguir este método lee nuestra guía y, si lo que deseas es formarte profesionalmente para dedicarte al cuidado de la piel, fórmate en Cosmética y Belleza en Instituto DYN.

¿Qué es la cosmética coreana?

Más allá de un conjunto de productos de belleza, la cosmética coreana se puede definir como un estilo de vida. Se trata de algo así como un ritual que, a través de unos pasos determinados, busca instaurar una rutina de cuidado de la piel exhaustiva y diaria, para lograr un cutis sano y sin imperfecciones.

Para identificar los productos de cosmética coreana debes fijarte en la referencia “K-Beauty” (Belleza coreana), una denominación que aparece en todos aquellos cosméticos que provienen de Asia y, más concretamente, de Corea del Sur. Podrás encontrar desde cremas y liimpiadores, pasando por mascarillas y sérums, hasta una gran variedad de productos de maquillaje coreano.

Las ventajas de usar cosméticos K-Beauty

¿Te preguntas por qué la cosmética coreana tiene tanto éxito? Bien, más allá de los efectos positivos que ejerce sobre la piel, usar productos K-Beauty es una buena opción por todos estos motivos:

  • Se adapta a las necesidades de cada rostro, independientemente de la edad o etapa de vida.
  • Tienen un coste muy asequible, incluso más que muchas marcas de gama media.
  • Buena relación calidad-precio.
  • Emplea ingredientes naturales y de origen vegetal, como el té verde, la centella asiática o el bambú, por ejemplo.
  • Gracias al uso de componentes orgánicos, las rutinas faciales coreanas equilibran la producción de sebo y aportan un aspecto radiante a la piel.
  • Los productos de belleza coreana tienen un formato mini y de un solo uso.
  • Da mucha importancia a la prevención de manchas cutáneas, incorporando la protección solar en sus productos.
  • Además del sello K-Beauty, los cosméticos coreanos son fáciles de identificar ya que se presentan en envases llamativos y originales, que no te dejarán indiferente.

¿Quieres saber cómo cuidar la piel de la cara al estilo coreano? Sigue leyendo y ficha los 10 pasos de limpieza facial coreana imprescindibles para lucir una piel espectacular.

Los 10 pasos de la rutina facial coreana

El cuidado de la piel es la base para conservar su tersura, hidratación y luminosidad. Si bien es cierto que la genética juega un papel importante, también hay que tener en cuenta que la rutina facial coreana cuida hasta el más mínimo detalle. Estos son los 10 pasos que debes seguir para conseguirla.

Estos son los 10 pasos de la limpieza facial coreana para una piel luminosa y saludable

1. Limpiador a base de aceite

En la rutina facial coreana hablamos de una doble limpieza. En primer lugar, se utiliza un aceite limpiador para retirar los restos de maquillaje, la crema solar, los aceites y sérums, la grasa, etc. Es decir, el primer paso es eliminar la suciedad que tiene una composición aceitosa.

¿Crees que puedes saltarte este paso porque no te maquillas? ¡Craso error! Recuerda que, aunque no utilices maquillaje, tu piel acumula sebo, sudor, y contaminación, entre otras impurezas que contribuyen a apagar e irritar la piel, además de incrementar la aparición de imperfecciones.

Si tienes la piel grasa, aunque pueda sonar contradictorio, también es importante que utilices un limpiador de base de aceite, ya que precisamente lo que hace este producto es retirar el exceso de grasa del rostro.

2. Limpiador a base de agua

El segundo paso de la limpieza coreana es emplear un limpiador de base acuosa, que puede ser una espuma o gel. Eso sí, comprueba que el producto tenga un pH bajo (por debajo de 7) y que no lleve alcohol.

En la doble limpieza coreana, lo ideal es utilizar los dos limpiadores mañana y noche, pero si optas por hacerlo antes de acostarte, es muy importante que uses los dos productos (de base de aceite y de agua) para retirar por completo la suciedad acumulada de todo el día.

3. Exfoliante

En la rutina de cuidado facial coreano el tercer paso es la exfoliación. No hay que hacerla todos los días, sino una o dos veces semanalmente según las necesidades de tu tipo de piel. Por ejemplo, si tienes la dermis seca o sensible, con una vez bastará. Mientras que si tu piel es grasa o mixta, lo ideal es que utilices el exfoliante un par de veces a la semana.

El objetivo de la exfoliación es eliminar las células muertas y los residuos que no se terminan de marchar con la doble limpieza. Sería algo así como una limpieza en profundidad. Al mismo tiempo, conseguirás abrir los poros, regenerar la piel y estimular la circulación sanguínea.

4. Tónico

El tónico es un producto infalible para potenciar la efectividad del resto de productos que empleamos en la rutina de belleza coreana. Además, te ayudará a equilibrar el pH de la piel.

Lo más indicado es que lo utilices todos los días, tanto por la mañana como por la noche. Para reforzar su efecto, déjalo actuar durante unos dos o tres minutos antes de aplicar el siguiente producto.

5. Esencia

En la rutina facial coreana, la esencia es uno de los productos más característicos. Se aplica a pequeños toques con los dedos por la cara, hasta que vemos que la piel lo va absorbiendo. ¿Sabías que la esencia es es considerada por las coreanas como uno de los productos mágicos? Según cuentan, su aplicación es clave para lucir un rostro más joven.

6. Sérum

El sérum se parece a la esencia, pero se distingue por tener una textura más densa y porque su cometido es tratar imperfecciones como arrugas, rojeces, manchas, acné o deshidratación, entre otros problemas específicos de la piel.

7. Mascarilla

La mascarilla es un producto esencial para mantener la piel sana y luminosa a largo plazo. Por ello, las coreanas la incorporan en su rutina de belleza una o dos veces a la semana. Hay varios tipos: antiedad, exfoliante, hidratante, etc., elige la que mejor se adapte a tu tipo de piel en cada momento.

8. Crema de contorno de ojos

Muchas veces olvidamos utilizar el contorno de ojos y este es otro producto imprescindible para cuidar el rostro y minimizar los signos de la edad. ¡Recuerda aplicarlo cada día en tu rutina facial coreana!

9. Hidratante

El hidratante se aplica al final de la rutina facial coreana, para nutrir e hidratar la piel en profundidad. Piensa que cuando la piel se empieza a ver apagada, con arrugas y falta de elasticidad, es porque le falta hidratación.

¿Qué hidratante elegir según tu tipo de piel? Si tienes la tez grasa o mixta opta mejor por una emulsión, que es una hidratante más ligera. En cambio, si tu cutis es más seco y maduro elige una crema hidratante más densa.

10. Protector solar

Este es uno de los pasos de la rutina coreana que marcan la diferencia. El último de los 10 pasos coreanos de belleza es el uso de protección solar. Y es que las coreanas utilizan este producto todo el año, y no solo para ir a la playa o a la piscina en verano. Así, previenen arrugas y manchas en la dermis y consiguen una piel mucho más cuidada y saludable.