Formación Coaching Nutricional

Estudia y especialízate en este ámbito con la formación Coaching Nutricional

Formación Coaching Nutricional: Estudia y aprende los conocimientos necesarios para convertirte en un profesional del sector.

Técnico Experto en Dietética y Nutrición + Máster en Coaching Nutricional

Conviértete en un profesional del sector estudiando la doble titulación de Técnico Experto en Dietética y Nutrición + Máster en Coaching Nutricional. Con esta formación aprenderás sobre los siguientes ámbitos:

  • Pirámide Nutricional
  • Enfermedades alimentarias
  • Sistema digestivo
  • Mentoring
  • Técnicas de coaching
  • Diagnósticos y evaluaciones
  • Alergias e intolerancias alimentarias
  • Trastornos y conductas alimentarias

Con esta formación obtendrás el título de Técnico Experto en Dietética y Nutrición + Máster en Coaching Nutricional:

Formación Coaching Nutricional: ¿Qué estudiarás?

¿Quieres convertirte en un profesional dentro del sector de la Nutrición y la Dietética especializándote en el ámbito del coaching nutricional? ¡Esta formación está pensada para ti! A través de esta doble titulación te introducirás en el apasionante mundo de la alimentación. Así, aprenderás todos los valores nutricionales de los alimentos, su composición, clasificación y origen para poder elaborar y diseñar dietas personalizadas y específicas para cada persona. También estudiarás la anatomía del cuerpo humano, centrándote en el sistema digestivo y sus funciones.

Cada persona tiene distintas necesidades según su estado fisiológico y la etapa de la vida en la que se encuentra. A partir de esta formación aprenderás a detectarlas y a diseñar un plan nutricional acorde a ellas, diferenciando una dieta para una persona en edad avanzada, o para una mujer en período de lactancia o gestación.

A lo largo de esta doble titulación también se estudiarán las posibles alergias o intolerancias causadas por algún tipo de alimento. Asimismo, aprenderás todo lo necesario sobre los distintos trastornos de la conducta alimentaria y las enfermedades relacionadas con la alimentación en la que es necesaria la intervención de la dietoterapia.

Además de estudiar todos los temas relacionados con la Nutrición y la Dietética, ser coach nutricional tiene distintas salidas profesionales. Con esta formación podrás hacer un seguimiento exhaustivo de la evolución de cada paciente. Además, aprenderás las técnicas de motivación necesarias para conseguir una actitud de cambio y progreso en tus pacientes. Así les ayudarás a identificar, definir y alcanzar las metas y objetivos propuestos. Por otro lado, estudiarás los distintos diagnósticos posibles y cómo trabajar con ellos. Finalmente, adquirirás las distintas técnicas para superar las barreras u obstáculos que pueden aparecer y cómo afectan en las emociones del paciente.

Salidas profesionales: coaching nutricional

El coaching nutricional es la disciplina que se ocupa de crear el entorno adecuado para que el paciente supere obstáculos y adopte la actitud que le permita conseguir el cambio que desea en su dieta. Estudiar coaching nutricional significa adquirir los conocimientos necesarios para asegurar la viabilidad de un plan nutricional. Es decir, garantizar que, la dieta asignada por el nutricionista o dietista, dé buenos resultados.

Los cursos de coaching nutricional están enfocados a encaminar tu carrera profesional a un mercado altamente demandado como es el coaching, pero en el ámbito de la alimentación. En este sentido, como coach nutricional podrás acompañar al paciente a lo largo de todo su proceso dietético. Asimismo, gestionarás la parte emocional que interfiere en el seguimiento de una dieta. Además, podrás atender a personas que padecen desórdenes alimenticios y, a la vez, prevenir los malos hábitos que dificultan la adaptación de un estilo de vida saludable.

¿Por qué es necesario combinar alimentos?

La formación coaching nutricional así como la obtención de conocimientos dietéticos y nutricionales te enseñará la importancia de combinar los alimentos para potenciar los beneficios de los mismos en la salud.

La base de una alimentación sana es combinar los alimentos para garantizar una dieta variada y equilibrada. Sin embargo, no todas las combinaciones son “válidas”. Por ejemplo, es importante no comer más de un tipo de alimento concentrado a la vez. Por lo tanto, no es conveniente mezclar proteínas con almidones si queremos asegurar una buena digestión. En cambio, comer legumbres con verduras o arroz es una combinación muy beneficiosa, ya que así potenciamos la absorción del hierro que contienen las lentejas o los garbanzos.