El tratamiento con láser

La depilación láser es un sistema de depilación en la que se utiliza la tecnología láser más avanzada para eliminar el vello del cuerpo. El tratamiento se puede adaptar a diferentes tipos de piel y se puede aplicar en todas (o casi todas) las zonas del cuerpo.

Con esta técnica, el láser actúa sobre la melanina del vello, que absorbe el láser y lo convierte en calor. Así se destruye el folículo piloso y se elimina el vello. La depilación láser requiere de la aplicación de diversas sesiones para poder eliminarlo de forma permanente.

  • ¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

El tiempo que dure el tratamiento depende en gran parte de la persona y de las características de cada uno así como el tipo de vello. También hay que tener en cuenta la zona a tratar, y será el técnico especialista quien lo determine dependiendo de cómo se desarrolle el tratamiento. Por ejemplo, en zonas como las ingles o las piernas deben pasar entre dos y tres meses, y en zonas como las axilas, dos meses.

  • ¿Se pueden tratar todas las zonas del cuerpo?

Cualquier zona del cuerpo, por muy delicada que sea, se puede depilar con láser, desde las piernas hasta la cara. Además, el láser suele ser más útil en las partes en las que con otros métodos tienden a aparecer intolerancias como manchas o quistes.

  • ¿Cuándo es mejor comenzar el tratamiento?

Lo ideal es empezar el tratamiento al finalizar el verano, y después de haber estado unas semanas sin que la piel se exponga al sol directamente para evitar dañarla o que se irrite al aplicar el tratamiento con láser. Así, durante las épocas de frío podremos aplicar varias sesiones más cómodamente antes de la llegada del verano siguiente.

Aunque si se toman las precauciones suficientes, como el uso de crema solar y la no exposición directa al sol de las zonas que se van a tratar, la depilación láser es un método fiable y eficaz en cualquier época del año.

  • Los tratamientos, siempre con profesionales

Los tratamientos de depilación láser deben hacerse en centros profesionales y deben aplicarlos personas cualificadas para ello. Antes de empezar un tratamiento, es necesario que los especialistas realicen un estudio del paciente y de su piel. Además, durante todo el tratamiento debe hacerse un seguimiento personalizado para evitar la aparición de daños en los pacientes.

La aplicación de estos tratamientos en centros que no son especializados puede no ser seguro y perjudicar a nuestra piel. De lo contrario, se pueden provocar quemaduras y pueden aparecer otros efectos secundarios. En depilación láser hay que adaptar los tratamientos según el tipo de piel, el color de la piel y el color del vello. 

Beneficios de la depilación láser

La depilación láser aporta numerosos beneficios a las personas, tanto chicos como chicas. El más valorado es poder olvidarse de la depilación. Pero existen muchos más beneficios de los tratamientos láser, como por ejemplo:

  • Desaparición progresiva del pelo

El vello desaparece progresivamente, a medida que se van aplicando más sesiones de depilación láser. Cuando han pasado unos días de la primera sesión ya notamos la disminución del vello cuando vuelve a salir, mucho más tenue y en menor cantidad. Al final llega un punto en el que los pelos ya no crecen y acabamos por olvidarnos de la depilación, ya que se consigue eliminar el vello en un 95% del inicial. Mucho más efectivo que cualquier otro método de depilación.

  • Mejora de la estética

La posibilidad de eliminar el pelo en todas las zonas del cuerpo es una realidad gracias a la depilación láser. Un beneficio a nivel psicológico es que podamos eliminar el vello de zonas que nos acomplejan. Nos sentiremos más seguros con nuestro físico y eso fortalecerá nuestra autoestima.

  • Comodidad y seguridad

Optar por la depilación láser es sinónimo de comodidad. Estas sesiones suelen ser efectivas desde el primer tratamiento. Al contrario de otros métodos de depilación, donde los pelos siguen apareciendo con frecuencia y con más rapidez. Se trata de un método cómodo en todos los sentidos, incluso es beneficioso para las personas que practican deporte, ya que aporta la sensación de más ligereza y agilidad y facilita la práctica de cualquier actividad física. Además, la tecnología láser no implica riesgos si seguimos las instrucciones de los profesionales.

  • Desaparición de la foliculitis

La foliculitis no es otra cosa que pelos que se enquistan y que pueden llegar a infectarse. Con la depilación láser, se elimina el vello desde la raíz y, por tanto, desaparece la posibilidad de padecer foliculitis.

El cuidado de la piel después de la depilación láser

Después de cada sesión debemos tomar precauciones para evitar que nuestra piel se irrite o nos aparezcan algunas alergias o dolencias. Por ello, es importante seguir las indicaciones de los profesionales.

  • Hidratar la piel

Hidratar la piel con crema en las zonas en las que se ha aplicado el tratamiento láser es imprescindible para calmar la irritación y el enrojecimiento producidos por el láser.

  • Exfoliar la piel

Para eliminar las células muertas y los folículos que son quemados mediante el láser hay que exfoliar las partes donde se ha aplicado el tratamiento. Deben exfoliarse porque las raíces en la piel quedan y exfoliar las zonas agiliza la eliminación.

  • Evitar exponerse al sol

La exposición al sol puede ser negativa durante unos días después de haber tomado sesiones de depilación láser. Si no tienes más remedio que exponerte al sol, protege tu piel con cremas de protección solar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies